El ser humano, a lo largo del tiempo, siempre ha tenido una necesidad vital de desplazarse, de dejar sus sitios de origen para conocer nuevos lugares.

Y hoy en día, viajar nunca ha sido tan fácil, al menos antes de la pandemia. Miles de millones de personas viajan internacionalmente cada año.

Pero, como consecuencia, los destinos turísticos populares han comenzado a sufrir los efectos del sobreturismo.

Que resulta cuando los destinos pasan de ser populares a estar tan abarrotados que es imposible disfrutar de ellos, cuidarlos o gestionarlos de manera sostenible.

Entonces muchos de estos lugares ahora se encuentran bastante amenazados. Así que necesitamos que esto cambie urgentemente.

Quizás, como resultado de la pandemia, la industria se verá obligada a recortar y será más sostenible de administrar.

Una forma en que esto puede funcionar es si los viajes se vuelven más responsables.

Al momento de realizar mi tesis de Arquitectura, estaba segura en querer hacer algo turístico. Pero mientras investigaba sobre el tema, me topé con el término “ecoturismo”. (puedes ver un poquito sobre mi tesis aquí)

Y allí me di cuenta de que realmente se puede hacer turismo y a la vez preservar el medio ambiente.

Así que definitivamente me quedó claro que la respuesta para hacer viajes más sostenibles es por medio del ecoturismo.

Entonces, ¿qué es el ecoturismo?

Qué es el ecoturismo

Como yo no se los podía decir mejor, la Sociedad Internacional de Ecoturismo define el ecoturismo como «un viaje responsable a áreas naturales que conserva el medio ambiente, mantiene el bienestar de la población local e implica interpretación y educación».

El ecoturismo tiene que ver con el turismo activo. Es una forma de viaje de manera ética y de bajo impacto que intenta promover el bienestar de las comunidades locales (receptoras del turismo) y la preservación del medio natural.

Es una experiencia súper educativa y gratificante que mejora nuestra conciencia cultural y comprensión de la naturaleza.

Y es importante destacar que los destinos de ecoturismo son aquellos que tienden a estar intactos y bastante conservados. Es decir, en su estado natural por excelencia.

Esta forma de viajar se introdujo por primera vez en la década de 1970, pero solo comenzó a despegar hacia fines de la década de 1980.

Gracias a la creciente tendencia de personas que priorizan opciones más ecológicas, cada año el ecoturismo se está volviendo cada vez más popular. ¡Y eso es una excelente noticia!

¿Por qué el ecoturismo es importante?

Por qué el ecoturismo es importante

¡La importancia del ecoturismo es grandísima!

Y es debido a que el ecoturismo ayuda a preservar y fomentar el respeto por nuestro entorno natural. Que es lo que tanto necesita.

Además, alienta a los viajeros a proteger el medio ambiente y a contribuir a las comunidades locales a un nivel mucho más profundo que los turistas de paso.

La intención es educarlos sobre algunas de las dificultades que enfrentan estos entornos.

Porque la realidad es que cuanto más conocimiento tengamos sobre el mundo, mejor podremos protegerlo, tanto de nosotros mismos como del cambio climático.

El sobreturismo es algo que se tiene que evitar a toda costa. Puede ejercer presión sobre los recursos y los habitantes de un destino, e impedirles salvaguardar sus activos más frágiles de manera eficaz.

Por ejemplo, lugares populares como Machu Picchu en Perú estaban comenzando a limitar el número de turistas por temor a daños a largo plazo e irreversibles.

Entonces, el ecoturismo aporta el bienestar y conservación del medio ambiente que necesitan estos destinos para garantizar que puedan proporcionar un excelente servicio a largo plazo.

Entrada relacionada: 12 maneras de realizar viajes sostenibles

¿Cuáles son los principios del ecoturismo?

Cuáles son los principios del ecoturismo

La Sociedad Internacional de Ecoturismo tiene una lista de principios que un viaje debe seguir para ser considerado ecoturismo.

  • Minimizar el impacto físico, social, conductual y psicológico.
  • Generar conciencia ambiental y cultural, así como respeto.
  • Brindar experiencias positivas tanto para visitantes como para anfitriones.
  • Producir beneficios económicos directos para la conservación.
  • Generar beneficios económicos tanto para la población local como para la industria privada.
  • Ofrecer experiencias interpretativas memorables a los visitantes que ayuden a aumentar la sensibilidad hacia el clima político, ambiental y social de los países anfitriones.
  • Diseñar, construir y operar instalaciones de bajo impacto.
  • Reconocer los derechos y creencias espirituales de los pueblos indígenas en su comunidad y trabajar en asociación con ellos para crear empoderamiento.

Tipos de ecoturismo

Cuáles son los destinos ecoturísticos

Afortunadamente, debido al creciente auge del ecoturismo, se ha hecho más fácil que nunca encontrar geniales aventuras ecológicas.

Y no existe una única forma de hacer que tus viajes sean más sostenibles. Los ecoturistas pueden disfrutar del turismo responsable en muchas formas. Aquí hay algunos tipos de ecoturismo:

Eco-loging

Elegir alojamientos que se construyan teniendo en cuenta la conciencia ambiental.

Estos pueden ser desde hostales y hoteles construidos con materiales sostenibles o en entornos naturales.

También los «eco-resorts», que se construyen en lugares remotos y ofrecen actividades de ecoturismo como observación de aves, caminatas o kayak. Además, son bellamente diseñados, cómodos y únicos.

Agroturismo

Visitas o voluntariado en comunidades agrícolas rurales.

Los ecoturistas pueden trabajar con las comunidades para brindar ayuda sostenible o para aprender sobre los métodos agrícolas sostenibles de esa región específica.

Desarrollo comunitario

Oportunidades de voluntariado que se centran en compensar los impactos negativos del turismo masivo y la modernización.

Los ecoturistas pueden plantar árboles, construir casas o aprender los oficios locales. Pueden ofrecerse como voluntarios en escuelas, museos o centros de investigación para promover la conciencia cultural.

Eco Tours

Participar en excursiones a áreas exóticas o en peligro de extinción con el fin de aumentar la conciencia de la región y apoyar la conservación.

Las caminatas pueden incluir senderismo, rafting, escalada en roca, espeleología, natación, vela u observación de aves.

Entrada relacionada: Los mejores eco-resorts para tu viaje lujoso y ecológico

Beneficios del ecoturismo

Beneficios del ecoturismo

Aquí vamos con la mejor parte del ecoturismo, y son los beneficios que brinda tanto al medio ambiente como a la sociedad. ¡Porque los dos tienen que ir siempre de la mano!

Educa a la gente

Como ya he mencionado, el ecoturismo crea conciencia sobre las amenazas al medio ambiente, pero en realidad es mucho más profundo que eso. También puede ayudar a inspirar un cambio real.

Todo lo que se necesita es que alguien haga correr la voz sobre el ecoturismo y los esfuerzos de conservación para que más personas se informen, hagan cambios desde casa y alienten a los legisladores a marcar una diferencia real.

Como dicen por ahí: el conocimiento es poder.

Hace del mundo un lugar más hermoso

Bueno, la Tierra realmente ya es hermosa, ¿no?

Pero sabemos que hay ciertos lugares que han sufrido bastante a lo largo de los años.

El ecoturismo asegura que el mundo se mantenga hermoso a largo plazo. Protege y preserva algunos de los ecosistemas más frágiles del planeta para que puedan ser disfrutados por las generaciones venideras.

Al optar por apoyar el ecoturismo, puedes utilizar tus viajes para salvar algunas de las gemas naturales más preciadas del mundo.

¿No te parece eso súper bueno?

Apoya las comunidades locales y los esfuerzos de conservación

El ecoturismo pone dinero en manos de pequeñas empresas y comunidades locales en lugar de grandes corporaciones que toman atajos para ahorrar dinero.

Al retribuir a las comunidades, el ecoturismo crea nuevos puestos de trabajo en las comunidades y estimula las economías. Más visitantes significa más negocios para las tiendas y restaurantes locales.

Los voluntarios que trabajan para construir casas o restaurar comunidades contribuyen a la economía local al mantener los recursos y los ingresos en esa área. Esto influye en el bienestar de la población local.

Las organizaciones que ofrecen excursiones también pueden donar una parte de los fondos para apoyar a las comunidades locales. Las comunidades anfitrionas están involucradas en la creación de los eco-tours, lo cual es genial porque saben más sobre sus áreas naturales.

Al brindar educación basada en el turismo, crea conciencia ambiental y fomenta el respeto por el medio ambiente circundante. Cuantos más turistas se enamoren de la belleza natural, más querrán ayudar a que siga siendo así.

Entonces, al apoyar las vacaciones de ecoturismo, estás retribuyendo económicamente a los lugares que visitas y ayudas a mantener los medios de vida de las comunidades locales.

¡Qué importante es realizar ese tipo de cosas!

Mejora la calidad del viaje

Los viajes deben ser experiencias enriquecedoras y el ecoturismo hace precisamente eso. Obtienes una comprensión cultural mucho más profunda de un destino y la oportunidad de apreciar realmente su belleza natural.

¡Y eso es exactamente como deberían ser los viajes!

El ecoturismo no solo es bueno para el medio ambiente. Nuestro propio desarrollo personal y salud mental también cosechan sus frutos. Nos permite conectarnos con la naturaleza de forma interactiva y respetuosa lo que aporta multitud de beneficios a nuestro bienestar.

Los estudios también han demostrado que la exposición a entornos naturales es fundamental para nuestra salud psicológica. En otras palabras, el ecoturismo nos hace sentir bien.

Entrada relacionada: Glamping: la acampada de lujo perfecta

¿Cuáles son los desafíos del ecoturismo?

Cuáles son los desafíos del ecoturismo

El ecoturismo es mucho más beneficioso que el turismo de masas tradicional y, por supuesto, existen muchos beneficios ambientales y económicos. Sin embargo, también puede representar una amenaza para el destino del ecoturismo.

Si bien su objetivo es reducir el impacto negativo asociado con los viajes, aún puede alterar el entorno natural, la economía y la cultura del área local, cuando se emplea una falsa fachada de que el turismo sea verde y se comercialice como una experiencia de viaje responsable.

Es la esperanza de que todos los que se dedican al ecoturismo lo hagan por las razones correctas, pero siempre hay personas que buscan obtener ganancias en lugar de un impacto positivo para la gente y el desarrollo económico de un área.

Por esa razón, las organizaciones de turismo deben ser transparentes sobre sus prácticas. Y, si les preguntas sobre algo, deben poder explicar cómo operan y practican el ecoturismo. Si no te dan tanta información, sigue tu instinto y sigue buscando.

Estos son los desafíos del ecoturismo:

Desafíos ambientales

Uno de los principales objetivos del ecoturismo es la conservación y la sostenibilidad, pero siempre existe un riesgo para el medio ambiente cuando el turismo se expande.

A medida que crece la popularidad en un lugar específico, aumentará su uso. Esto puede conducir a un sobreimpuesto de los recursos y una alteración de la naturaleza.

Claro, los complejos turísticos ecológicos son una gran alternativa, pero también amenazan con afectar la vida silvestre, lo que puede tener un efecto negativo en sus hábitats naturales.

A menudo, estas áreas son remotas para ingresar, lo que puede aumentar la huella de carbono para entrar y salir de las áreas.

Desafíos económicos

El ecoturismo se ha vuelto más atractivo para las corporaciones internacionales más grandes. Esto puede conducir a un aumento de desarrolladores externos en nuevos destinos ecológicos de puntos calientes.

Los problemas para la economía local surgen cuando estos desarrolladores construyen hoteles y tiendas que les quitan negocios a los lugareños.

Si los precios de los alimentos y el agua aumentan con la población adicional de turistas, afecta el bienestar de la población local. Ahora pagan el precio de la mayor demanda de recursos naturales provocada por la afluencia de población.

Y, aunque el objetivo del ecoturismo es devolver los ingresos a las áreas, las corporaciones o gobiernos corruptos pueden interferir y retener el dinero de las comunidades a las que deberían compensar.

Desafíos culturales locales

Las ciudades deben crecer para mantenerse al día con la población adicional que crea el turismo, y esto puede llevar a que los residentes locales pierdan parte o la totalidad de sus tierras agrícolas.

Para mantenerse al día con el alojamiento de los turistas, los lugareños también pueden renunciar a sus trabajos originales para trabajar en la industria de servicios y turismo. A menudo, estos son trabajos mal pagados en hoteles y restaurantes.

Esta pérdida de ingresos tradicionales puede afectar sus lazos culturales con su tierra natal y con su identidad cultural. Los pueblos indígenas de estas áreas también están en riesgo.

A medida que los aspectos de su cultura, como las ceremonias, se comercializan como atracción turística, puede haber una pérdida de autenticidad y significado para los lugareños.

¿Por qué deberíamos preocuparnos por el ecoturismo?

Por qué deberíamos preocuparnos por el ecoturismo

La verdad es que, si te gusta viajar, deberías preocuparte por el ecoturismo.

Porque asegura que los lugares que visitamos y las personas que viven allí sean atendidos. Conserva el patrimonio cultural y el entorno natural de nuestros destinos.

El ecoturismo apoya a las comunidades locales respetando su tierra, creando nuevas oportunidades de trabajo y proporcionando más dinero para la conservación y protección del medio ambiente local.

Si continuamos apoyando el turismo masivo, los lugares que amamos visitar no existirán. Y esa es la triste realidad.

La industria del turismo representa el 8% de las emisiones globales de gases de efecto invernadero.

Elegir viajes sostenibles es una manera fácil de frenar el cambio climático y apoyar el bienestar de la población local y sus comunidades.

El planeta nos da TANTO, que realmente deberíamos preocuparnos por devolverle un poco de eso.

Y no se trata de quedarnos encerrados en nuestras casas y no realizar viajes para no impactar en el medio ambiente.

Si elegimos optar por el ecoturismo, estamos evitando el turismo de masas en favor de una experiencia que realmente importa y devuelve al planeta.

¡Un viaje consciente, con personas conscientes!

Categorías: Viajes

2 comentarios

Emili · junio 7, 2021 a las 4:01 pm

Esta genial el post. Reciba un cordial saludo.

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.