Viajar definitivamente es una de las actividades más gratificantes que podemos experimentar durante el transcurso de nuestras vidas.

Conocemos gente nueva, nos adentramos en nuevas culturas y ambientes. Sencillamente salimos de nuestra rutina diaria de una manera muy especial y divertida.

Sin embargo, lamentablemente, al realizar esta increíble actividad, podemos causar cierto impacto en el medio ambiente.

Quizás sea de manera inconsciente porque no tenemos conocimiento del tema. Entonces no nos damos cuenta de lo que ocasionan ciertas de nuestras acciones.

¡Pero nunca es tarde para aprender!

Y no solo se trata de aprender, sino de también tomar la responsabilidad de llevar a cabo todo ese conocimiento.

Hay varias cosas que podemos hacer para reducir el daño en nuestros destinos, sin dejar de disfrutar el viaje.

No seamos egoístas y dejemos que el medio ambiente disfrute también de nuestra presencia en él, ¿no crees?

¡Así que realicemos viajes sostenibles de ahora en adelante!

Pero, primero que nada, ¿qué significan exactamente los viajes sostenibles?

Qué significan los viajes sostenibles

Bueno, es sencillo, los viajes sostenibles son una manera de hacer turismo sin dañar nuestros entornos naturales y culturales.

Muchos países dependen del turismo como desarrollo económico. Así que, al visitarlos, lo mínimo que podemos hacer es tratarlos con respeto para poder retribuir.

Tenemos que conocer cómo podemos cuidar nuestros recursos y retribuir a las comunidades.

Por supuesto, aquí te dejo esas pequeñas cosas que puedes hacer para reducir el impacto que puedas ocasionar en cada lugar que visites.

¡Verás que es muy sencillo!

12 cosas que puedes hacer para realizar viajes sostenibles

1. Considerar el modo de transporte

Considerar el modo de transporte

Bueno, obviamente, el primer paso para realizar tu viaje es por medio de un transporte, en especial por avión.

Sin embargo, los aviones son probablemente los peores infractores por la forma en que afectan el medio ambiente. Liberan una gran cantidad de emisiones de carbono al aire que contribuyen al calentamiento global.

Seamos honestos, algunos viajes van a requerir siempre viajes en avión. Así que es prácticamente inevitable emplear este medio.

Pero también es cierto que existen diferentes opciones de transporte para llegar a ciertos destinos. Como autobús, tren, etc. Acá es donde tienes la oportunidad de considerar una mejor opción que te ayude a realizar viajes sostenibles y así reducir tu huella de carbono.

Además, una vez que llegues a tu destino, intenta utilizar el transporte público en vez de alquilar un automóvil.

Verás que esto trae muchos beneficios. Ahorras dinero, evitas más contaminación al medio ambiente. Y puede resultar algo muy enriquecedor a nivel personal porque te sientes más conectado con el lugar que estás visitando.

Esto último lo digo en gran parte por experiencia propia ya que en mis últimos viajes he optado por emplear transporte público y, definitivamente, ha sido una de las mejores decisiones que he tomado al momento de viajar.

Ese sentimiento de sentirse parte del lugar en el que te encuentras, ¡no se compara con nada!

2. Compensa tu vuelo y reserva vuelos directos

Compensa tu vuelo y reserva vuelos directos

Si no te queda de otra que tomar un avión, especialmente si lo haces con frecuencia, puedes optar por la compensación.

¿Qué quiere decir esto? Quiere decir que puedes apoyar proyectos que producen energía limpia y a reducir las emisiones de carbono.

Hay varios que puedes conseguir online. Por ejemplo, My Climate o Reforestum.

También, puedes optar por vuelos sin escalas, ya que producen mucho menos emisiones de carbono. Porque el momento en que los aviones generan la mayor cantidad de carbono, es al despegar y aterrizar.

Entonces, si tienes la posibilidad, realiza vuelos directos.

¡La idea es ayudar mientras tengamos las opciones para hacerlo!

3. Empaca ligero

Empaca ligero

Cuanto más equipaje lleves, más combustible necesitará el avión para transportarlo todo. Por lo tanto, creando más emisiones de carbono.

Intenta practicar el movimiento del «armario cápsula» en el que solo empacas algunas prendas, pero se puede usar de varias maneras.

Esto no solo te ahorrará algo de dinero en tarifas de equipaje, sino que también podrás practicar cómo ser creativo con tus trajes de viaje.

Siempre recuerda: ¡menos es más!

4. Elige un hotel centralizado

Elige un hotel centralizado

Acá entran dos factores en cuestión: la movilidad y la cantidad de ropa sucia que se genera.

Suena como que una cosa no tiene nada que ver con la otra, ¿cierto?

Pero, si te pones a ver, estar en un hotel que se encuentre en un punto centralizado de la ciudad, te permite una mayor facilidad para moverte a diferentes lugares. Sin tener que estar cambiando de hotel cada vez que quieras explorarlos. Y, en estos casos, generas una cantidad grande de ropa sucia en lugar de lo que implicaría quedarse en un solo hotel.

Además, hospedarte en un mismo lugar, hace que te adaptes aún más. Llegando incluso, si te lo permites, a conocer los lugareños y quizás obtener grandes datos y consejos para que realices tu viaje de la manera más increíble posible.

5. Cambia el plástico desechable por utensilios de bambú

Cambia el plástico desechable por utensilios de bambú
Amazon

El tema del plástico y lo dañino que resulta para el medio ambiente (incluso para la salud), es algo de lo que hablo bastante en este blog.

Pero respecto a productos de plástico que puedes reemplazar por unos de bambú, puedes ver aquí una gran lista de ellos disponibles en el mercado.

Puedes optar por unos utensilios de bambú desechables o reutilizables que te pueden durar años.

También, evita las pajitas de plástico. Puedes llevar contigo unas de bambú o incluso unas reutilizables de aluminio.

6. Decanta tus artículos de tocador embotellados

Decanta tus artículos de tocador embotellados

No utilices productos «tamaño viaje» para tu champú, protector solar, productos para el cuidado de la piel, etc. Si somos realistas, se agotan muy rápido.

De los productos que ya tienes en casa, calcula con anticipación cuánto necesitarás y usa pequeños envases reutilizables para colocarlos allí.

De esta manera, no contribuirás a los residuos de un solo uso, que resultan ser en su mayoría pequeños envases de plástico.

7. Utiliza termos y filtros de agua

Utiliza termos y filtros de agua

La verdad es que todavía hay lugares donde no hay agua potable disponible.

Pero en lugar de comprar grandes cantidades de agua embotellada, ten a mano tu propia botella y tabletas purificadoras de agua.

Las tabletas purificadoras de agua deben estar disponibles en la mayoría de las farmacias locales.

8. No apoyes las atracciones turísticas a expensas de los animales

No apoyes las atracciones turísticas a expensas de los animales

Es triste el hecho de que se le prive a estos animales salvajes de tener la vida que les corresponde. En lugar de estar encerrados en unas jaulas.

A nadie le gustaría pasar por algo así, ¿verdad?

Y para poner peores las cosas, cuando ves a estos animales que parecen sospechosamente mansos y tiernos, lo más probable es que hayan sido sedados de alguna manera.

Claramente, lo mejor que podemos hacer en contra de esta situación, es no apoyar estas atracciones. Y mientras más personas lo hagan, más rápido las suspenden.

9. Vuélvete temporalmente vegetariano/vegano

Vuélvete temporalmente vegetariano/vegano

Personalmente hablando, no soy una persona vegana.

Pero a veces se viaja a lugares donde el acceso a la electricidad es limitado, lo que hace que muchos lugareños no tengan disponibles refrigeradores para almacenar carne.

Así que, en este caso, no solo se trata de impactar lo menos posible al medio ambiente, sino de que evites enfermarte cuando se presentan este tipo de situaciones.

¡Pero tranquilo! La mayoría de los países amigables con los turistas tienen cocinas muy vibrantes y muchas ofrecen platos vegetarianos súper ricos y saludables.

10. Sé consciente de tu consumo de agua

Sé consciente de tu consumo de agua

El agua es siempre un tema importante y algunos lugares del mundo continúan luchando por el acceso al agua potable. Así que ten cuidado y evita las duchas innecesariamente largas y no dejes el grifo abierto mientras te cepillas los dientes.

Incluso si te encuentras en una ciudad moderna que no parece estar luchando con la disponibilidad de agua, nunca se sabe si ese uso se lo están quitando a las pequeñas aldeas vecinas.

11. Compra productos locales

Compra productos locales

Esto es algo a lo que siempre suelo hacerle mucho hincapié.

Y es que cuál es el punto de visitar todos estos lugares diferentes si no vas a apoyar los productos locales, ¿cierto? Compra directamente en los puestos del mercado local e interactúa con los lugareños.

De esta manera, conocerás un poco más sobre cómo estos productos son parte de su cultura. Y, por supuesto, no olvides traer tu propia bolsa de compras para evitar las de plástico que probablemente te ofrezcan.

12. Reduce tu consumo de energía cuando no estés en casa

Reduce tu consumo de energía cuando no estés en casa

Por último, ten en cuenta la energía que se utiliza en tu hogar mientras estás de viaje.

Puede que hayas hecho tu parte por el medio ambiente con los 11 consejos anteriores, pero si dejaste algunos de tus electrodomésticos encendidos en casa, ¡entonces te quedas corto!

Si vives solo, asegúrate de que todos tus electrodomésticos o equipos en casa estén desenchufados. Eso también debería reducir la factura de energía del mes. Si vives con otras personas, puedes recordarles a tus compañeros de casa que encuentren formas de reducir el consumo de energía mientras no estás cerca.

Entonces, ¿ves que es totalmente posible disfrutar de tus viajes mientras reduces tu impacto hacia el medio ambiente?

Sólo tienes que emplear estos simples hábitos para realizar viajes sostenibles. Y quizás los puedas aplicar también en tu vida diaria.

Te darás cuenta de lo gratificante que resulta realizar estas acciones.

¡Así que no te quedes atrás y sé parte del cambio!

Categorías: Viajes

0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.